El futuro es historia


Masha Green, periodista rusa, exiliada en Nueva York, sabe poner el dedo en la llaga. A través de la mirada de cuatro rusos distintos, nacidos todos cuando la promesa de la democracia (remember Gorbachev) llegaba mientras la Unión Soviética se desmoronaba con rapidez, cuenta la historia de sueños y aspiraciones que poco a poco se extinguieron con el ascenso de Vladimir Putin al poder. Estado mafioso y bélico, Masha Green recupera esos episodios de intervenciones militares en Chechenia, Georgia y Ucrania, así como la persecución por tintes ideológicos, de preferencia sexual, de activismo político. La estrategia narrativa de seguir las vidas de Zhanna, Masha, Seryozha y Lyosha, hombres y mujeres nacidos a inicios de los 80, junto a la inclusión de voces de una psicoanalista, un sociólogo y un filósofo, demuestran la manera inequívoca en que el totalitarismo reclamó a Rusia. Como bien se apunta en el libro, a través de la cita de Ekaterina Shulman, una joven estudiosa de la política, Rusia es un régimen híbrido, es decir, “un régimen autoritario en el nuevo momento histórico”.

Como tantos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s