2018, la película que ya vimos


Apenas hace 5 minutos amanecimos en el temido 2018, año electoral. Vendrán meses, sin pausa y sin tregua, de descalificaciones mutuas, acarreos callejeros y virtuales (bots en ascenso en las redes sociales), golpeteos por debajo y por encima de la mesa y pocos, muy pocos argumentos.

En resumen, pese al aparente deseo generalizado de que el actual presidente Enrique Peña Nieto haga cuanto antes las maletas y se vaya (ningún líder del ejecutivo de la historia reciente del país habrá terminado su sexenio con índices de aceptación tan bajos como el actual), la proliferación de análisis superfluos sobre las opciones para tachar la boleta el próximo 1 de julio coincidirán más o menos en: más de lo mismo para alejar del ambiente al demonio del populismo, el mesías tropical, para poner punto y aparte al status quo o una tercera vía que conglomera visiones opuestas sobre el futuro del país. Pareciera, pues, un todos (des)unidos en contra de la continuidad o a favor de un “cambio” (entrecomillado relevante) que no presenta definiciones sobre un modelo integral de país. Duelo de necedades como anticipo de la contienda.

Por supuesto, tendremos la obligación de pelar la cebolla en capas para intentar ponerle una perspectiva más profunda a la decisión que a todos nos ocupa. Habrá que hacernos todas las preguntas fundamentales, esas que suelen no encontrar respuestas en “propuestas” de campaña ni en debates soporíferos diseñados para descalificar al rival en turno. Encabezados, tuits, spots, slogans, carteles, todo un desfile ruidoso para impedir la reflexión silenciosa, ese espacio que el cerebro exige para tomar decisiones que vengan lo menos manchadas posibles de la manipulación electorera, de los puntos de rating que posicionan a una y a otro a partir de la búsqueda del poder.

Para quienes conformamos el ejército de los adultos contemporáneos, la sensación es la de una película que ya vimos. Para empezar, uno de los actores ha tenido rol protagónico una y otra vez, mientras los otros vienen de la misma academia con nombres distintos. Si acaso, aunque los nombres no resultan seductores ni aglutinadores, se asoman algunos candidatos independientes por un resquicio, si acaso alguno de ellos logra completar la multitud de firmas, cosa improbable más allá de doña Margarita y de aquel especimen apodado El Bronco.

Hay un hartazgo indudable. El enojo social, catapultado por los incesantes escándalos de corrupción, el imperio de la impunidad y los números rojos de la violencia, no encuentra ningún tipo de reposo en escenarios positivos como la estabilidad económica y la capacidad de creación de empleo. La muy celebrada reacción de solidaridad, cohesión y organización ciudadana atestiguada tras los sismos del 7 y el 19 de septiembre pasado en el sur y centro del país, no fue más que la expresión de la urgencia y la capacidad civil de llevar a cabo labores de rescate y atención a otros ante la extrema desconfianza de la gente en el manejo transparente de recursos de instancias gubernamentales. No hay residuos ahí que abonen a favor de la causa de ningún partido, sino al contrario: ha sido la firme expresión del rechazo a la partidocracia, hacia un sistema político que está exhausto y lejos, muy lejos, de la gente.

Todo transita hacia una decisión colectiva que estará presionada por el miedo, por el enojo o por ambos (la suma provoca abstención). Nada distante a lo que ha ocurrido en tantas otras partes del mundo que han debido decidir destinos en años recientes. Nada lejano a los factores que llevaron a Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Columna El Retrovisor publicada en Expansión.

2 comentarios sobre “2018, la película que ya vimos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s