El día que nuestra alma se hizo inmensa


#FuerzaMéxico. Así, con una sola voz, sin distingos, sin clases sociales, sin géneros, sin edades ni brechas generacionales, la tragedia ocurrida en estos días, tras el severo sismo que sacudió al centro del país, tuvo también ese otro rostro: la unidad nacional.

“Si nos tiran dos veces, nos levantamos tres”, reza un cartelito que circula por redes hacia quienes desde lejos buscan cómo apoyar, con direccionamiento hacia la maravillosa agrupación rescatista de Topos y la Cruz Roja Mexicana. Y así lo vemos en las calles: hombro a hombro, sociedad civil, empresas, soldados, policías, instituciones y otros grupos de la sociedad se volcaron a ayudar, a levantar las piedras de los edificios colapsados; a transportar víveres a pie, en bici, en moto; a ofrecer albergue en zonas más seguras; a ofrecer señal de wifi, recargas de batería de celular, cuentas de redes sociales para ubicar gente desaparecida, a realizar donativos en efectivo y en especie.

Otra vez un 19 de septiembre. 19S. Fecha que ya nos marca en el centro de este país herido. 32 años después de aquel sismo violento de una mañana de 1985. Dos horas y 15 minutos después del habitual simulacro que se lleva a cabo cada año en esa fecha. Apenas unos días después del terremoto que provocara daños severos a nuestras pobres y hermosas entidades sureñas de Chiapas y Oaxaca. Ahora fue un movimiento violento de 7.1 grados en la escala de Richter, de movimiento oscilatorio y trepidatorio a la vez, con epicentro allí donde se unen los estados de Puebla y Morelos. Tras la inmediata confusión, los colapsos nerviosos y la desesperación de saber que los seres queridos estaban bien, apenas unos minutos después, cuando comenzaban a llegar vía whatsapp, vía twitter, esas imágenes macabras de edificios derrumbados en la Ciudad de México, en Puebla, en Morelos, en el Estado de México, la gente hizo a un lado el temor y la incertidumbre para ponerse manos a la obra, de manera tan espontánea como organizada, para empezar la difícil tarea de remover escombros en busca de vidas.

Ese es el México que reboza de esperanza, el que refrenda los valores más fundamentales que siempre nos han acompañado, aunque parecieran empañados por la violencia, la rabia y la desazón de los últimos lustros: la solidaridad, la generosidad, la colaboración, el apoyo incondicional, la fortaleza, la capacidad de unión, la templanza. Rescatistas, militares, voluntarios, policías, brigadistas, funcionarios, periodistas, transportistas, cocineros, médicos, paramédicos, enfermeros, maestros, ingenieros, arquitectos, trabajadores, empresarios, todos héroes anónimos que confirman que es posible la cohesión social cuando ponemos de lado nuestras diferencias en honor al bien común. Ya habrá tiempo de regresar a una lucha redoblada, quizá distinta, seguramente más feroz, contra el gran cáncer de este país: el binomio de la corrupción y la impunidad. Porque están ahí omnipresentes, sin duda, en la tragedia.

Como bien lo sintetiza Alma Delia Murillo, escritora mexicana: “Luego de andar por las calles, el alma se hace inmensa viendo cómo peleamos por la vida. México, también somos esto”. Somos esto. Seamos esto. No olvidemos que tenemos la capacidad de trabajar unidos y fortalecidos para sacar adelante cualquier tarea, por más dolorosa que sea. Rindamos tributo a lo que siglos atrás escribió el cronista Domingo Francisco Chimalpahin: “En tanto que permanezca el mundo no acabará la fama y la gloria de México-Tenochtitlan”. Y hagamos extensiva la aseveración para Puebla, Morelos, el estado de México, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y el país entero.

#FuerzaMéxico, sí. Hoy y siempre.

Un comentario sobre “El día que nuestra alma se hizo inmensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s