Por sus hashtags los reconocerán


El hashtag (#) es el gran afán del sentido de pertenencia a todo tipo de comunidades efímeras. Es el prefacio de la aldea global, ese símbolo de gato para anunciar a los cuatro vientos que estamos metidos en una conversación a la que, sin invitación expresa, nos sentimos convocados. Es el entretejido comunitario de marcas, movimientos, expresiones; el espejismo de modas pasajeras que sueñan con la gloria de marcar tendencia; suspiros con aires de grandeza; cuadros sinópticos de estereotipos, tribus, congregaciones, deseos…

Por nuestros hashtags seremos reconocidos, apreciados, vilipendiados, celebrados, ninguneados, destacados, aplaudidos, extraviados y encontrados, porque a fin de cuentas es el código con que nos colamos en los avisos clasificados de las redes sociales, una suerte de llave de acceso a canales de comunicación que teóricamente define compartimentos de interés de la gente. A través de estos, de hecho, se generan los trending topics de Twitter y el canal de búsqueda de “tendencias” de Instagram, muchos de ellos con un objetivo meramente utilitario, práctico, de servicio. Un modo de conglomerar relevancias, pues.

Son un invento inteligente y útil, ciertamente. Pero, como cualquier invento, lo que ocurre después es responsabilidad exclusiva de quienes los usan y, por supuesto, de cómo se usan. Por ejemplo, hay quienes son partidarios de rotularlos en inglés. Sí, en inglés, para pretender ese acceso instantáneo a ese mundillo aspiracional que, mediante el idioma, asciende de estrato social: #bff (best friends forever), #epicfail (la cagué a lo grande), #foodporn (me vale madre que sepan que soy goloso y que les despierte rabia que fotografíe mis platillos cada vez que se me pega la gana), #weddingseason (soy muy popular y estoy invitado(a) anualmente a muchas bodas, #petlover (me encantan las mascotas, pero soy muy pretencioso como para ponerlo en español), #chocolateaddicts (mismo caso que el anterior aplicado al cacao). En muchos casos, aquí la intención -aclaremos que en muchos casos es inconsciente o involuntaria- es marcar distancia con las masas plebeyas. En otros casos es simplemente rendir tributo a la eficacia mercadológica del inglés.

Algunos hashtags son, sin más, un efectivo mecanismo de catarsis. En la Ciudad de México, por ejemplo, a cualquier hora del día en el Viaducto, Constituyentes, Santa Fe o el eje vial de su preferencia, suele brotar un muy sentido #putotráfico (en el mundo virtual, lo sabemos, se excluyen los acentos, pero en este caso nos damos la licencia de la corrección ortográfica), que no requiere mayor explicación. Con la misma idea, se celebra al árbitro de un encuentro en el que el equipo favorito ha sido eliminado: #árbitrovendido o #árbitrodemierda. Este terreno es fértil y suele convertirse constantemente en herramienta de empoderamiento para la canalización pública del enojo en contra de algunas aerolíneas, conductores de Uber, proveedoras de servicio de telefonía celular, empresas televisivas, el político de su preferencia, etcétera. Es el preámbulo iracundo y veloz del meme.

Pero también hay manifestaciones de ingenio y creatividad, por supuesto, que saben crear campos semánticos con sinopsis efectivas y expresiones elocuentes. #aquícruzazuleando es la expresión perfecto de quien persigue la gloria, pero siempre se queda en la orilla. #vidagodín es el término preciso para subrayar ese sentirse convicto entre ocho y cinco cualquier día entre semana (viernes excluido, por supuesto). #findelcomunicado hace alusión al punto final de una confesión o diatriba que se sabe irrelevante. #vidaloca es la autocelebración estruendosa de quien ha decidido deschongarse en algún sitio público, generalmente con algún acompañamiento etílico. #quenoseacabenunca es la depresión anticipada que supone el final de la vacación… #ymejoryamecallo

Un comentario sobre “Por sus hashtags los reconocerán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s