Sorrentino, el maestro


Quizá es porque comparto las obsesiones de Paolo Sorrentino. No lo sé. La cuestión es la siguiente: El Papa Joven (The Young Pope), producida por HBO y Canal+ en coproducción italo-francesa-inglesa-española-estadounidense, me parece una obra maestra. Sin secuelas hacia temporadas adicionales, Sorrentino trazó la historia de un solo golpe, en la que se narra la historia del papa Pío XIII (magistralmente interpretado por Jude Law), ultraconservador y teatral, obsesionado por el abandono de sus padres (adoptado por una monja muy bien interpretada por Diane Keaton). Pero las actuaciones del italiano Silvio Orlando y el español Javier Cámara son en verdad memorables como los cardenales Voiello y Gutiérrez.

En medio de conspiraciones, tan tristemente célebres en la capital del poder cristiano-católico, Sorrentino no se ahorra pinceladas irónicas y construye un retrato vigente, perturbador y preciosista, acompañado de música precisa y una cinematografía con cuadros casi perfectos. Muy en sintonía con sus trabajos en la gran pantalla, como La Gran Belleza (The Great Beauty) y Juventud (Youth), la serie es para mirarla despacio, con pausas, para no dejar escapar detalles visuales y hacer la muy necesaria lectura entre líneas, que es la que congrega al discurso más destacado.

No me extiendo más para no incurrir en molestos spoilers. La recomiendo, sin más, para todos aquellos que quieran meter la nariz en los laberintos sinuosos del Vaticano, bajo la magistral conducción de Sorrentino, el gran maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s