El hiperrealismo americano


Larga vida a lo efímero, se pone como leitmotiv una simpática e inteligente tuitera mexicana (@miros42801, si les despierta curiosidad). Por supuesto, intuyo que su planteamiento es existencial y se refiere a esa sabiduría de vivir el instante, siempre pasajero, atesorándolo para convertirlo en eterno.

Pero hay otro modo de verlo, sólo que al revés: Estados Unidos. El imperio de lo efímero, de la alegre mercantilización de todo lo pasajero, pero todo bajo la consigna de la corta vida. O bien, larga vida a la corta vida de todo.

En 1986, hace más de 30 años, Jean Baudrillard escribió América. No es, como cabe esperar en el filósofo francés, un recuento de sus viajes por Estados Unidos. Es, más bien, una luminosa y severa reflexión sobre el significado más profundo del “modo de ser” de una nación. De manera por demás iluminadora, Baudrillard capturó hace más de tres décadas lo que hoy hace entendible que Donald Trump sea el 45º presidente de nuestro vecino del norte. Queda claro aquí: “Ahí, en lo profundo, Estados Unidos, con su carrera espacial, su refinamiento tecnológico, sus engañosas buenas conciencias, incluso en todos esos espacios abiertos a la simulación, es la única sociedad primitiva prevaleciente”. Claramente, es la sociedad primitiva del futuro y de la complejidad, en la que la belleza radica en su diversidad superficial.

Si hubiéramos leído con atención a este autor en los 80s, estaríamos menos sorprendidos del desenfreno con que Trump tuitea y decreta, con primitiva superficialidad, una serie de medidas que parecen a contrasentido de los tiempos. Pero Baudrillard lo explicaba desde antes: “América no es ni sueño ni realidad, sino hiperrealidad. Es un holograma gigantesco. Es la sonrisa publicitaria, esa que significa (desde tiempos de Reagan) ‘este es un gran país, yo soy grande, somos los mejores’. Una sonrisa autoprofética. Sonríe y los otros sonreirán de vuelta. Sonríe para mostrar lo cándido y transparente que eres. Permitamos que este vacío y esta profunda indiferencia brille espontáneamente en una sonrisa. Sí, los americanos no tienen identidad, pero tienen una maravillosa dentadura”.

Si bien cuando el pensador francés escribió este libro no existían las redes sociales, desde entonces se asomaba lo que hoy es casi un lugar común: esa cultura estereofónica y de video que no es un imaginario narcisista, sino el efecto de una autoreferencia frenética, un corto circuito que de inmediato intercambia un like por otro like, y en ese proceso enfatiza la intensidad superficial y la profundidad sin significado.

Todas las grandes potencias mundiales, de distintas épocas, han creado obras y avenidas monumentales que, cuando se ven a la distancia, son representaciones de la infinidad de sus imperios. Pero ocurre que los teotihuacanos en Teotihuacán, los egipcios en el Valle de los Reyes y Luis XIV en Versalles crearon estas síntesis de arquitecturas que les eran propias. En Washington, sin embargo, el vasto panorama que va desde el Lincoln Memorial hasta el Capitolio está hecho de museos que encapsulan al universo entero, desde la edad de piedra hasta la era espacial. Todo es ciencia ficción. Nada es propio.

“El principio de la utopía alcanzada explica la ausencia de la metafísica y del imaginario en la vida americana. El hiperrealismo es la conquista”. El American Way of Life, esa construcción casi retórica, es de acuerdo con Baudrillard el énfasis de su propia grandeza y su banalidad mítica. En este sentido, y aquí viene la conclusión más devastadora, “todo Estados Unidos es un desierto en el que incluso la cultura existe en un estado salvaje, en el que se sacrifica el intelecto y la estética para no irrumpir transcripción literal de la realidad”.

No nos debería sorprender, en el 2016, el perfil de quien firma órdenes ejecutivas presidenciales todos los días.

Columna El Retrovisor, publicada en la Revista Expansión. Marzo 2017.

IMG_1461

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s