El alivio del mar


Unos días en el mar oxigenan el alma. Esa inmensidad que abraza, que arrulla, nos recuerda lo muy pequeños que somos. Es refugio. Madriguera.

Como Max Morden, el protagonista de El Mar, de John Banville, quien tiene el deseo de “amadrigarse en un lugar de calor uterino”. Además de él, quien busca explicaciones de la pérdida y la muerte, el otro protagonista (sutil, omnipresente) de la novela es el mar. Sí, el mar que todo cura, a golpes de sal, de sol, de olas, de arena.

En estos días de duelo, el mar es alivio, vuelta al origen, estancia cálida. Que aquí, en el apacible Pacífico mexicano, se teja el buen augurio para un año más que comienza.

Porque bastan unos días en el mar para oxigenar el alma.

2 comentarios sobre “El alivio del mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s