Pequeño homenaje musical


Cuando muy pequeño, mi tío Nacho, mi gran sensei, me ponía esta canción de Peter, Paul & Mary por la noche. Después de escucharla, dormía en paz, sin temer a las gallinas salvajes que vivían debajo de mi cama y amenazaban con picotearme los pies cuando yo tenía que levantarme en la oscuridad.

Hace mucho que él partió. Y yo lo recuerdo cada que escucho Day is Done. Esta canción será siempre un homenaje a él, un pequeño himno musical a un hombre de alma cálida, tejedor de cercanías. Y hoy soy yo quien se la canta a él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s