Youth


Hoy se entregan Oscares a lo mejor del cine del año. Pero la mejor película del año no ganará ninguna estatuilla: Youth, de Paolo Sorrentino.

El italiano, quien dirigiera la memorable The Great Beauty (La Gran Belleza), nos traslada a un spa alpino en Suiza, a través de la mirada de un compositor de renombre retirado (esplendorosamente interpretado por Michael Caine) y de su mejor amigo, un cineasta que intenta terminar el guión de la que quiere que sea su última película (Harvey Keitel). A través de bellísimas estampas visuales, Sorrentino nos embarca en una reflexión filosófica, sin falsas pretenciones, sobre la vejez, muerte, rupturas, música, cine, encuentros, soledad, memoria, paternidad, talento, decadencia, amistad…

Con actuaciones magistrales de Caine y Keitel, acompañados por Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda y varios más que conforman un desfile de retazos de vida (incluyendo un guiño a un Maradona gordo, enfermo y decrépito), la trama tiene discursos infinitos que se despliegan con humor fino, metáforas oníricas y un soundtrack que le hace un delicado zurcido invisible a todo el tejido de alta costura que es esta película.

Si no la han visto, por favor háganlo ya.

 

 

Un comentario sobre “Youth

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s