Desde las estrellas


Mira hacia arriba, estoy en el cielo. Tengo cicatrices que no pueden ser vistas…

En realidad, David Bowie nunca estuvo acá del todo. Siempre miró hacia las estrellas. Ahí vivió. Desde ahí escribió y cantó. Allí volvió.

Sólo un habitante singular de las estrellas podía fechar su muerte, dos días después de dejarnos su testamento con unas últimas canciones. Los genios se crean sus propias galaxias y nos fintan con espejismos para hacernos creer que habitaron aquí, en el reino de los comunes.

Bowie y su desfachatez. Bowie y su irreverencia. Bowie y su genialidad.

Baste con picar play en el ipod y mirarlo desplazarse entre Orión y la Osa Mayor. Allí, desde las estrellas, donde siempre anidó, con todas esas cicatrices imposibles de observar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s