Samsara


Creamos amigos imaginarios a los que damos poderes divinos. En nombre de nuestros amigos imaginarios creamos enemigos imaginarios. Invertimos nuestras vidas efímeras en invocar los nombres de nuestros amigos imaginarios para declarar la guerra a nuestros enemigos imaginarios. Y así vamos dando vueltas en nuestro propio eje en este irremediable círculo de devastación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s