Noche de epitafios


No sé por qué, de pronto, vienen a cuento los epitafios un viernes por la noche. Pero llegan. Y tal como llegan, aquí los comparto. Algunos, dictados de antemano por quienes estarían en esas tumbas, son realmente memorables:

“Si queréis los mayores elogios, moríos”. Enrique Jardiel Poncela.

“Aquí yace alguien cuyo nombre fue escrito con agua”. John Keats.

“Abrid esta tumba: al fondo se ve el mar”. Vicente Huidobro.

“En contra tuyo volaré con mi cuerpo invencible e inamovible, ¡oh, muerte!”. Virginia Woolf.

“No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores”. Orson Welles.

“Quiso cantar, cantar para olvidar su vida verdadera de mentiras y recordar su mentirosa vida de verdades”. Octavio Paz.

“Fui lo que no soy”. Fernando Pessoa.

“No lo intenten”. Charles Bukowski.

“Se reirán de mis amargas palabras”. Gogol.

“Que los amigos aplaudan. La comedia se ha acabado”. Beethoven.

Un comentario sobre “Noche de epitafios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s