Entre dos extremos de abandono


Hay un placer indescriptible en pasear por los libreros personales y desempolvar un libro que ha reposado en el tablón por muchos años, en paciente espera de que le toque el turno de volver a hablar.

Esta noche, en medio de la procrastinación, me guiña el ojo el peruano Julio Ramón Ribeyro y sus Prosas Apátridas, que lo primero que me anuncia es el paso del tiempo: con el debido descuento de 10%, su precio final fue de N$46 nuevos pesos. Con la licencia que da la libertad de escribir lo que a uno le da la gana en un blog personal, elijo algunos textos subrayados hace dos décadas que hoy vuelven a murmurarme encantos al oído:

“La madurez es una impostura inventada por los adultos para justificar sus torpezas y procurarle una base legal a su autoridad…”

“Un autor latinoamericano cita a cuarenta y cinco autores en un artículo de ocho páginas (…). La cultura no es un almacén de autores leídos, sino una forma de razonar. Un hombre culto que cita mucho es un incivilizado”.

“La soledad de los niños prefigura la de los viejos. Los parquecitos como el de la Rue de la Procession se han hecho para ambos. Que se reúnan el cabo con el rabo. Así se juega de niño, solo. Así se toma el sol en la vejez, solo. Entre ambas edad, el interregno poblado por el amor o la amistad, el único cálido, soportable, entre dos extremos de abandono”.

“Cada amigo es dueño de una gaveta escondida de nuestro ser, de la cual sólo él tiene la llave e, ido el amigo, la gaveta queda para siempre cerrada. Alejarse de los amigos es así clausurar parte de nuestro ser”.

“…En cuántas bifurcaciones de los pasillos del metro he perdido para siempre un amor”.

“…También mueren los lugares donde fuimos felices”.

“…Cada religión segrega automáticamente sus propias herejías…”

“…Cada escritor tiene la cara de su obra…”

Por último, el epígrafe de Tagore que Ribeyro eligió para anticipar sus 200 prosas: “El botín de los años inútiles, que con tanto celo guardaste, disípalo ahora: te quedará el triunfo desesperado de haber perdido todo”.

La Prosas Apátridas de Ribeyro encontraron así, esta noche, su propia patria en mis ojos.

IMG_0205

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s