Lecciones de desobediencia civil de Thoreau


Dos breves reflexiones tomadas de Henry Thoreau, sobre desobediencia civil, para los tiempos que vivimos:

“Cuando uno considera el aparato estatal como un edificio asentado en la injusticia (como por ejemplo, basarse en la fuerza e imposición, o por llevar a cabo guerras que uno considera injustas), no debe conformarse simplemente con pensarlo” (citado por Luis I. Gómez en su blog Desde el exilio). Por tanto, los hombres no deben contentarse con la acción pasiva. Los hombres no deberían prestarse a servir a la maquinaria estatal que consideran inmoral e injusta. En opinión de este autor: “Haz que tu vida sea un freno para parar la máquina. Lo que yo tengo que hacer es cuidar por todos los medios que no me preste a servir al error que condeno”.

Y otra:

No habrá un estado realmente libre e ilustrado hasta que el estado llegue a reconocer al individuo como un poder más alto e independiente del que derivan todo su propio poder y autoridad y que lo trate en consecuencia”.

Lo dejamos para la reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s