Abdicación


Para nuestros queridos amigos españoles, aquí traemos al ruedo el poema Abdicación, de Fernando Pessoa (nunca más vigente, pues):

Tómame, oh noche eterna, en tus brazos
y llámame hijo.
Yo soy un rey
que voluntariamente abandoné
mi trono de ensueños y cansancios.

Mi espada, pesada en brazos flojos,
a manos viriles y calmas entregué;
y mi cetro y corona? yo los dejé
en la antecámara, hechos pedazos.

Mi cota de malla, tan inútil,
mis espuelas, de un tintineo tan fútil,
las dejé por la fría escalinata.

Desvestí la realeza, cuerpo y alma,
y regresé a la noche antigua y serena
como el paisaje al morir el día.

5 comentarios sobre “Abdicación

  1. La españolita (disconforme con el inminente reinado de Felipe VI) se mudó de blog.
    ¡Me quedé de piedra al buscar tu blog y toparme con Kim Kardashian a tu vera!
    Tiene que ser usted muy importante en su lindo México 😉

    Unha aperta norteña.

    1. Lo más bello de este universo recóndito de los blogs es el descubrimiento constante de quienes tienes algo que decir. Por eso sigo ya a la españolita disconforme con el inminente reinado de Felipe VI, que tiene voz propia. Sé que será el inicio de un lindo diálogo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s