Tristes imperios de la sangre derramada


Comencemos con una verdad de perogrullo: sangre convoca sangre. Y Roberto Saviano, el autor italiano que se hizo célebre con su valiente Gomorra, sabe de derramamientos de sangre. Por eso hay que leerlo con mucha atención.

CeroCeroCero, Cómo la cocaína gobierna el mundo, es su nueva obra, recién publicada en español por Anagrama. Más allá de la eficacia de su narrativa, que pulsa con maestría los botones atmosféricos, este nuevo libro es, otra vez, una valiente aportación de Saviano al periodismo literario.

¿De veras la cocaína y los temibles cárteles del narcotráfico son hoy quienes gobiernan el mundo? Todo es discutible. Pero lo que no podemos es evadir estas historias de poder, control y horror que se multiplican sin tregua por todos los confines del planeta. Ciertamente, como mexicano, la pluma de Saviano abre heridas recientes que están lejos, muy lejos, de cicatrizar. Para evidenciarlo, transcribo aquí un par de párrafos del tercer capítulo, titulado Guerra por el petróleo blanco:

“México es el origen de todo. El mundo en el que ahora respiramos es China, es India, pero también es México. Quien no conoce México no puede entender cómo funciona hoy la riqueza en este planeta. Quien ignora a México no entenderá nunca el destino de las democracias transfiguradas por los flujos del narcotráfico. Quien ignora a México no encuentra el camino que distingue el olor del dinero, no sabe cómo el olor del dinero criminal puede convertirse en un olor ganador que poco tiene que ver con el tufo de muerte miseria barbarie corrupción.”

“Para entender la coca hay que entender a México. Los nostálgicos de la revolución refugiados en América Latina o envejecidos en Europa miran aquella tierra como quien encuentra a una vieja amante ya acomodada con un hombre rico y la ve infeliz, mientras recuerda que cuando era pobre y joven se le ofrecía con una pasión que quien la ha comprado casándose con ella no tendrá nunca. El resto de los observadores simplemente ven lo que parece: un lugar de violencia terrible, una perenne y oscura guerra civil, la enésima de una tierra que no para nunca de sangra. Pero México repite también una historia consabida, una historia de guerra que se extiende porque los señores son fuertes y el poder que debería dominarlos está podrido o es débil. Como en la época feudal, como en el Japón de los samuráis y los shogunes, como en las tragedias de William Shakespeare. Y sin embargo, México no es una tierra remota sumida en sí misma. No es un nuevo Medievo. México no se puede definir. Es sólo México. Es México y basta. Es ahora, aquí. Aquí donde la guerra se desborda ya sin límites. Aquí donde los señores de la guerra son dueños de la mercancía más solicitada del mundo. Es la guerra de los polvos blancos que tanto dinero comportan, hasta el punto de ser más peligrosos que los pozos de petróleo.”

Brutal. Habrá quienes en estas geografías, desde donde yo cito a Saviano, lo tilden de amarillista, sensacionalista y exagerado. Para otros, que han sufrido (y sufren) los estragos de estas crueldades sin cuartel, digan que se queda corto. Apocalipsis en el norte, en el Pacífico, en el Golfo, en el centro. Ríos de sangre para llevar las mercancías que consumen al norte del Bravo. Allá ponen las narices. Aquí se ponen los muertos. Y Saviano hace una brutal radiografía sobre los flujos de la droga, los modus operandi de los cárteles y la guerra por los territorios.Imagen

 

6 comentarios sobre “Tristes imperios de la sangre derramada

  1. Interesante recomendación, aunque terrible en sus certezas. Difícil trabajo para un periodista informar sobre un mundo que se muestra abiertamente con sus actos salvajes, pero contradictoriamente hermético. Supongo que ya conoceréis la película-documental ‘Narco cultura’ de Shaul Schwarz (dejo el enlace al tráiler) a mí me dejó impactada, seguro que el libro tampoco defraudará.

    Para acabar este comentario, permíteme humildemente apostillar algo sobre el título de tu post ¿qué imperio no se ha construido, tristemente, sobre sangre derramada?

      1. Siento decir que no la he visto, aunque agradezco la recomendación. Ya sabemos como funciona la industria del cine y la exhibición y distribución de películas. Otro imperio ‘made in USA’. Aquí en España, incluso las propias, tienen corto recorrido, salvando algunas no siempre ‘gloriosas’ excepciones.

  2. Aún no la he leído, pero si sigue fiel a su estilo en Gomorra ha de ser impactante. Se ha de tener mucho valor para escribir sobre ciertas cosas de la forma en que él lo hace. Recuerdo una de sus entrevistas en Barcelona, es admirable que alguien esté dispuesto a hipotecar su vida para destapar ese y otros temas que parecen intocables. Sólo hay que abrir el primer diario que tengamos a mano para comprobar que seguramente Saviano se queda corto. Gracias por la reseña.
    Saludos.

  3. He leído a Saviano en Gomorra, y si sigue la pauta marcada, imagino que este nuevo libro también será impactante. Mucho valor hay que tener para jugarte la vida denunciando unos temas en los que el hermetismo domina sobre toda las cosas.
    Una recomendación que, en cuanto tenga un rato entre toda la pila de libros que tengo por leer, seguiré.
    Un abrazo, Javier…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s