La literatura salvadora y redentora


Escribo porque me resulta inevitable hacerlo. Escribo porque organiza los demonios de mi mente, los libera, los ahuyenta. Escribo porque es un acto convulsivo, una urgencia. Escribo porque me gustan las travesías y me supone el gozo de viajar y trasladarme a sitios remotos, desconocidos, alegres y desafiantes. Escribo porque transpiro y me renuevo al deslizar los dedos en el teclado. Escribo porque no hay otra opción para explicar, entender, salvarme y redimirme.

john Cheever, el escritor norteamericano, ha dicho: “No poseemos más conciencia que la literatura… La literatura ha sido la salvación de los condenados, ha inspirado y guiado a los amantes, vencido la desesperación, y tal vez en este caso pueda salvar al mundo”.

Umberto Eco, en Sobre literatura, escribe: “La literatura , ante todo, mantiene en ejrcicio a la lengua como patrimonio colectivo… Al contribuir a formar la lengua, crea identidad y comunidad… “. La literarura, dice el propio Eco, también nos enseña a morir.

Por tanto, el acto de escribir es salvador y redentor.

6 comentarios sobre “La literatura salvadora y redentora

      1. En una charla con Villoro me dijo que escribía para ser lo que nunca pudo: futbolista.

        Yo escribo para ser una reconciliación.

        Para que mis finales me salven y mis principios me despierten. Cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s