Geografías personales


Vivimos en la eterna búsqueda de encontrar nuestro lugar en el mundo. Tejemos mapas con la imaginación para ubicar nuestra geografía personal, nuestros territorios. A mí me obsesionan los mapas. Es como vivir con la alegre condena de situarme en un contexto y ponerle círculos, líneas, paisajes, carreteras, montañas, lagos, parques y edificios a mi mente: la obsesión incurable de entender el mundo alrededor de mi y el lugar que ocupo en él.

Más allá del territorio físico, me gustan los mapas como los que comparte Katharine Harmon en su libro: del cielo y el infierno, la felicidad y la desesperanza, de los estados de ánimo, de los sitios mitológicos. Me gusta, así, crear mi propia perspectiva del mundo. Reinventarlo a mi modo cada vez que no me gusta así como es. Y, entonces, transitar por los paisajes idílicos que mi mente cartográfico inventó.image

ImagenImagen

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s