El efecto Rip Van Winkle


Algo ocurre en este 2013 que, de pronto, siento como si hubiese despertado de un largo, larguísimo, sueño, y me encuentro al término del primer trimestre del año con una sucesión de noticias importantes, algunas inesperadas, otras impactantes.

            Despierto, pues, y me comentan que renunció semanas atrás el Papa Benedicto XVI. Y que, en un proceso veloz en el Vaticano salió el humo blanco y hay un nuevo Papa llamado Francisco. Y que es argentino. Me lo tienen que validar varias veces, porque pienso que es broma. No me queda más que aceptar que los argentinos siempre tuvieron razón: Dios lleva su nacionalidad. Y Messi, me cuentan, no se cansa de confirmarlo: un gol en cada partido que juega con el Barcelona. Yo hubiese propuesto a Mick Jagger, Roger Waters o David Bowie como jerarcas de la iglesia (a fin de cuentas dan muy bien el promedio de edad de los cardenales), pero desgraciadamente transitaba en ese sueño largo.

            Me cuentan que murió Hugo Chávez. Emito una carcajada. Que vía fast track queda al frente Maduro, como hijo predilecto de aquel comandante casi asilado en Cuba al que ya habíamos asumido como inmortal. Y en el juego de la inmortalidad me muestran imágenes de millones de venezolanos desfilando por el féretro, donde la gran cargada del ALBA (Castro, Evo, Correa, Ortega, et al) flanqueó al finado con privilegio de localidad. De paso, sí, me confirman que Fidel Castro sigue vivo. Primera noticia, hasta este momento, que no me resulta sorprendente.

            Me narran también el componente local: que la maestra Elba Esther Gordillo se encuentra tras las rejas. Que la atraparon en un aeropuerto, con un caso de fraude por varias centenas de millones de dólares, dinero desviado del SNTE. Incrédulo, miro a quienes me van soltando las historias. Y le ponen color: que se gastó $2 millones de dólares en 22 pagos con su tarjeta de crédito en Neiman Marcus, además de una cifra absurda (e inútil, evidentemente) en cirugías estéticas. Vamos, el tema es tan candente que me cuentan que los habitantes de Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, que se le cambie el nombre a la colonia que lleva el honroso nombre de Elba Esther. Me dicen que incluso el Congreso ha aprobado una ley que quita el fuero a gobernadores, diputados y senadores. Arqueo las cejas y pregunto, por supuesto, si acompañan a Elba Esther en prisión otros personajes, como Carlos Romero Deschamps, Napoleón Gómez Urrutia, Humberto Moreira, Andrés Granier, Juan Sabines, Ulises Ruiz y Mario Marín, entre varios nombres más, y sólo recibe extrañamientos como respuesta. Quizá, mientras dormía, todos estos hombres habían recuperado la honorabilidad y la confianza ciudadana. Pregunto, igualmente, si entre tantas historias insólitas ya pescaron al Chapo. No. No puede haber sorpresas a este extremo.

            Ya cuando me comentan que se encuentra en discusión una ley antimonopolios en el área de telecomunicaciones que le puede propinar un golpe irreparable, sobre todo, al señor Slim (y me ratifican que sigue siendo el hombre más rico del mundo), entonces sí les digo que no sean embusteros y que la fecha en que despierto está muy lejos del día de los inocentes, que se dejen de crueldades y me digan la verdad, porque tantas cosas no pueden ser ciertas. Pero recurro a varias fuentes y leo los diarios y revistas sólo para confirmar que, en efecto, este 2013 parece validar dos o tres teorías interpretativas del final del calendario maya del 21 de diciembre pasado (el día que me quedé dormido). Parece mentira, pero después de estos tres meses de siesta me encontré con más novedades que las halladas por Rip Van Winkle tras 20 años dormido.

 (Publicado en Esquire México, Abril 2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s