Sobre la importancia de morir a tiempo


Una reflexión dominical que tomamos prestada de La importancia de morir a tiempo, del escritor colombiano Mario Mendoza (Planeta, 2012):

“Los seres humanos morimos muchas veces. Hay personas que no entienden esto, y se aferran a su cadáver, lo cargan, le dan primeros auxilios a lo largo de los años, lo embalsaman. Creo que es un error. Hay que dejarse morir tranquilamente. Es la única forma de renacer, de resucitar convertido en otro. A veces, otra identidad ha estado agazapada en la sombra y al fin le llega el momento de nacer, de salir a la luz. No podemos seguir manteniéndola en la trastienda mientras nuestro yo de siempre se lleva todos los laureles. A esa sombra encadenada le llega tarde o temprano el momento de salir a flote, de presentarse. Y suele hacerlo a las malas, es cierto, pero quizás no encuentra otra manera de escaparse sino matando a su guardián. No hay que lamentar nada, ni defender a esa persona que hemos sido hasta entonces. Hay que morirse y punto, hay que abandonarse, hay que hacerse a un lado, no evocarse, no sentir nostalgia, no ponerse a resucitar un cadáver que ya está putrefacto e inmundo. Lo que hay que hacer es celebrar el nacimiento de ese otro y, por muy duro que sea, despedirnos y enterrar al que hemos sido del mejor modo posible. Al fin y al cabo, no hay parto sin angustia y sin dolor”.

En el mismo libro, Mendoza tiene otra reflexión, que viene increíblemente justa en aras de lo recientemente ocurrido en Connecticut. Se llama Me he transformado en la muerte:

“Hay que ver la cara de Robert Oppenheimer, el director del Proyecto Manhattan, el encargado de construir la bomba atómica, cuando citó esta frase del Bhagavad-Gita al borde de las lágrimas: “Me he transformado en la muerte”. Lo estaban grabando en un video que se puede consultar fácilmente. Su expresión es la de alguien que ha perdido toda humanidad. Se le notan las noches de insomnio, la ruina moral, la culpa. Cada vez que pienso en la muerte pienso en el rostro de Oppenheimer con la guadaña en la mano”.Imagen

2 comentarios sobre “Sobre la importancia de morir a tiempo

  1. Excelente texto de Mendoza. Hace 10 años leí de él la novela Satanás, me pareció impresionante en su tratamiento de la violencia de un asesino serial pero por alguna razón no volví a buscar nada de él. Ahora me hiciste recordarla, la reeleré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s