Los 10 mandamientos del one-night stand


 

Everywhere I go, the people wanna make some time with me.

That’s okay, if the next day I can be free.

Well, it’s feelin’ good and you’re the one I’m lovin’ tonight.

Well, don’t you go and spoil it, babe, by trying to get yourself all uptight.

Don’t you know that you’re nothing more than a one night stand…

Janis Joplin

 

 

Por Atouk

 

 

Las parejas buscan intimidad; los extraños, placer. Ahí radica la esencia del juego que, de un modo u otro, todos hemos jugado: el one night stand.

Es la aspiración del veni, vidi, vici: todos queremos ser conquistadores, aunque sea por una noche, que dejan la señal de la victoria en un cuerpo ajeno. O deleitarnos como si fuéramos astronautas que ondean su bandera en un planeta desconocido.

Para que un one night stand funcione como tal, lo importante es seguir una serie de reglas no escritas. Son premisas fundamentales cuando lo que estamos buscando es huir del drama y la complicación, alejarnos del involucramiento y del compromiso, porque a final de cuentas estos encuentros breves y efímeros no son otra cosa que la búsqueda de una recompensa rápida que puede quedar alojada en la memoria por mucho tiempo. Pero ahí el meollo de la trama: si se juega mal, más que quedarnos con un bello recuerdo en la memoria, nos quedaremos con una huésped en la habitación.

Si lo que hoy buscas es no enredarte en relaciones de largo plazo, sino ser un verdadero peregrino del placer, es importante que leas los siguientes consejos (recopilados con algunos hombres pragmáticos y experimentados en la materia) y los transcribas en tablas de la ley para que operen como mandamientos:

No te preocupes por el día siguiente. En un one night stand no existe otro tiempo para conjugar los verbos que no sea el presente. Diviértete. Goza el momento. No dejes que la mente te traicione.

Asegúrate que sea alguien que no conozcas. O que no conozcas bien. O que conozcas muy poquito. De otro modo, llámale como quieras, pero estás construyendo una relación.

El encuentro debe ser corto y explosivo. Si no vas a encontrar placer al compartir el café y la lectura del periódico en la mañana, más vale que entres al terreno de batalla concentrado en un intercambio corto y explosivo. Si ellas participan es porque esperan una noche salvaje. Y nada más.

Todo es cuestión de claridad. Si el preámbulo de una noche loca ocurrió en un bar, en una playa o en un avión, eso es lo de menos. Lo único que suma es hablar con claridad: no te crees expectativas ni se te ocurra creárselas a ellas. Contra lo que puedes creer y las tradiciones machistas de los latinoamericanos, las mujeres nos dan varias vueltas en inteligencia.

            Sin condón es un suicidio. Nadie quiere llevarse un souvenir indeseable de un one night stand. No creas nada de lo que te diga: sólo úsalo.

Cuida tu ropa interior. No quieres que ella se quede con unos boxers de pollitos en la memoria. Mucho menos con unos calzones agujerados. Dado que no hay ningún compromiso, ella puede huir al instante.

Deja el corazón en reposo. Pon el cuerpo por delante y aplaca a esa bestia que nos hace sucumbir a la tentación de una relación duradera.

Controla el lugar del encuentro. Lo mejor es ir a un lugar neutral o, en su defecto, a su depa. Nunca la invites a tu casa. ¿Qué tal si se quiere quedar? ¿Qué haces si está loca?

Siempre sé un caballero. La amabilidad de un seductor elegante no está reñida con la ausencia de compromiso. Ninguna mujer valora a un patán ansioso por llegar lo más pronto posible a la meta.

No debe haber segunda vez. Hay quienes dicen que no importa si el encuentro se repite dos o más veces, ya que la premisa fundamental de un one night stand es que no exista la intencionalidad de una relación duradera. Sin embargo, los más puristas y ortodoxos son muy claros: si recorres el mismo camino una segunda vez, ya perdiste (o, bien, transformaste el one night stand en una relación casual, la que algunas gustan de denominar como “amigos con derechos”. Y esa es ya otra historia).

Tras los mandamientos, una recomendación: los niveles de alcohol en la sangre no deben exceder los índices del alcoholímetro, bajo riesgo de no lograr un mínimo rendimiento. Busca el aplomo de otro modo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s