El mundo en llamas


Can’t you see, that all makes

perfect sense, express in dollars and cents…?

Roger Waters

 

 

Así como creo que los mexicanos tenemos la obligación de releer a Juan Rulfo, con mucha meticulosidad, para tratar de entender, aunque sea un poquito, el drama que vive nuestro país, creo que es válido pedirle prestado al inmortal colimense parte del título de una de sus dos obras monumentales para sintetizar lo que hoy ocurre a escala global.

El mundo en llamas. No es que tengamos etapas globales libres de convulsiones, pero el siglo XXI parece no darnos tregua.

Por lo mismo, consideremos (sólo por hoy) que las interpretaciones más apocalípticas del final del calendario maya, con fecha exacta en el 21/12/12, son una realidad. Es decir, que estamos ya en el final de los días.

Bien. Lo que uno esperaría ver es que donde comenzó la civilización occidental, en Grecia, haya síntomas claros del fin. Habría que encontrar al Esquilo, al Sófocles y al Eurípides del siglo XXI para leer con mayor claridad la tragedia griega contemporánea y encontrar los simbolismos adecuados para confirmar que una de las flamas que incendian al mundo surge justamente en la geografía helénica. Ni hablar ya de la nueva decadencia del imperio romano, bien encarnada por esa suerte de Nerón posmoderno que es Silvio Berlusconi. Ahí están, incuestionables, estas señales.

Uno esperaría encontrar, también, declaraciones de corredores bursátiles hablando de recesiones como si fuesen wet dreams, de pérdida de ahorros de millones de personas comunes y corrientes como la gran avenida de la oportunidad para el enriquecimiento personal de unos cuantos y de Goldman Sachs como el santo patrono y mano invisible que gobierna al mundo. Ups. Pues también está clara esa señal (para quien quiera deleitarse, favor de referirse a la entrevista de la BBC con el corredor bursatil Alessio Rastani: www.youtube.com/watch?v=kpg76VjTa58). Además, Wall Street tendría que convivir con tribus de indignados, en las calles del corazón financiero del mundo.

Pero también tendrían que caer, como piedras al suelo, grandes tiranos al estilo de Ben Alí (check), Mubarak (check), Gaddafi (check), Saleh, Bachar, et al. Palestina tendría que plantear convertirse en un Estado formal. Irán recobraría una clara influencia en aquella convulsionada región, atendiendo a sus orígenes persas. Y Hugo Chávez debería tener una enfermedad que le impida inmortalizarse en el poder (considerando que Castro es inmortal).

¿Queda alguna duda? Quizá, en realidad, más que fin del mundo bajo un concepto apocalíptico, lo que sí está enfrente es el final

del orden internacional establecido tras la Segunda Guerra Mundial y, con ello, la hegemonía del hemisferio norte. ¿Será que estamos en la puerta con que cobra vida aquel título del poema de Benedetti de “El sur también existe” y que toca el turno a Asia y a América Latina (en este último caso pese a los latinoamericanos)? ¿Será que, por default y por obra y gracia de Obama, Cameron, Merkel, Sarkozy, Berlusconi, Zapatero y demás compañía de líderes mundiales en total decadencia, le llega el turno a China, India, Vietnam, Tailandia, Singapur, Indonesia, Australia, Sudáfrica, Turquía, Brasil, Argentina, Chile, Perú, Colombia y México, entre otros? (Si no pongo a Rusia, es intencional, ya que los rusos siempre serán los mismos eficientes detractores de sí mismos y, en su momento, ya dejaron escapar su oportunidad).

Sólo queda claro que la única conclusión visible es que somos una generación sumida en la confusión. Ya no entendemos nada. Así, entre los gritos de los ejércitos de indignados muy confundidos, mientras descubrimos si el mundo se acaba en diciembre del 2012 o si el epicentro del desarrollo económico mundial cambia de geografías, yo propongo que dejemos aflorar nuestro corazón latino y la pasemos bien. Ante la confusión, hagamos lo que sabemos hacer: démonos muchos besos y abrazos, compartamos la comida y los tragos, subamos el volumen de la música, bailemos y conversemos con nuestra gente más querida lo más posible.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s